lunes, 8 de abril de 2013

BELIKIOM


BELIKIOM
(ciudad celtíbera)
enrique cabrejas©2013
e-nstitut ideal nol©2013

Belikiom es el nombre de una ciudad celtíbera de los pueblos Belos. Para los romanos Beligiom y que correspondería en la actualidad a la ciudad de Azuara en la zona de Belchite en la provincia de Zaragoza (Aragón). Para el cambio de nombre los romanos tomaron la “k” de la lengua celtíbera y la convirtieron en “g”, es recurrente en la sustitución de nombres celtíberos a los romanos de parte de la administración de Roma. Su nombre en realidad fue 2líÏoH ΒΕΛIΚΙΟΜ es decir justamente “LICEO BEL” porque BEL hace referencia a su dios y LIKIOM se trata de la “escuela” o “enseñanzas”, es un sintagma o acrónimo pero la comunidad científica hoy por hoy ignora que esa fuera la sintaxis común de los íberos y los celtíberos y por tanto no se hagan ilusiones, tampoco lo encontraran en las enciclopedias hasta el día que tengan en cuenta mis memorandos y lo incluyan debidamente allí donde corresponda. Cometieron un error garrafal al atribuir a los celtíberos y a su lengua un origen y una fonética celta. Actualmente a la ciudad la llamaríamos mejor: "El Liceo del dios Bel".

Como todo el mundo sabe y comenté antes un Liceo es un lugar donde se impartían enseñanzas y es un concepto propiamente muy heleno. Serían equivalentes antiguos a nuestros seminarios, escuelas y universidades. Los celtíberos eran pueblos con una alta cultura y creencias milenarias, y sus hijos pudieran ser pastores, herreros, o lo que ustedes prefieran pero para nada eran unos ignorantes, al menos no tanto como las generaciones que les sucedieron. Hay que señalar que en celtíbero no se doblan las letras como ocurre en griego. Lo hago constar haciendo referencia a que tanto Bel para finalizar y Liceo para comenzar contienen la letra “L” y sin embargo usan la misma.

Bel tiene tratamiento de “El Señor” y era un dios originariamente de pueblos tracios, y aun siendo un dios muy distinto es asociado con el semítico Ba'al que tenía orígenes Mesopotámicos. Adorado por Asirios, Sumerios, Babilonios y también por las distintas regiones de Asia Menor como es Frigia, y a éste los griegos continentales lo consideraron un dios menor pues era anterior a Zeus, y le llamaban Belo y los romanos lo conocían como Belus también. Los acadios por Belu y para los babilonios en cambio era su gran dios pero ellos le llamaban “Marduk”. Así que este Dios tuvo que llegar a ser muy importante, tanto para los iberos y los celtíberos como para los armenios históricos que está documentado que también lo adoraban con el nombre justamente de Bel. Eso fue así para la mayor parte de los pueblos de aquellos tiempos y como dije tuvo que ser un dios muy poderoso para llegar a ser de ese modo venerado y tan universal, hasta el punto de que incluso los mismos celtas lo veneraron con el nombre de Belenos. A diferencia de su homólogo griego Zeus, éste era un dios guerrero y protector de los ejércitos y que tuvo que estar presente en todas las guerras y batallas que libraron los celtíberos. Por ello se hace incomprensible que Estrabón haciendo referencia a los celtíberos no conociera a sus dioses, tales como son Ἐνδυμίων “Endymion”, (el amante de la luna) y que a él se refiere pero sin nombrarlo o también desconociera el gran dios Bel, parece poco menos que sorprendente: “Según ciertos autores, los galaicos son ateos, más no así los celtíberos y los otros pueblos que lindan con ellos por el Norte, todos los cuales tienen cierta divinidad innominada a la que en las noches de luna llena, las familias rinden culto danzando hasta el amanecer, ante las puertas de sus casas”. Estrabón, (3, 4, 16) ¿Innominado? Es francamente extraño. Tal vez no quiso blasfemar nombrando a otro dios que no fuera el suyo propio o aun peor sería su lamentable falta de información. Parece increíble que ni él ni los otros autores no supieran las divinidades a las cuales dieron culto los celtíberos pero eso es así tal cual.

Comprobé que los íberos y los celtíberos eran antiguos griegos y sus idiomas lógicamente también. Hoy siguen siendo los nuestros empero con visibilidad romanizada, sin embargo los eruditos en el mayor escándalo de la historia universal son incapaces de reconocerlo porque un día admitieron sin comprobación que los iberos y especialmente los celtíberos fueron supuestas tribus celtas cuando las evidencias muestran y demuestran todo lo contrario. Eso jamás les permitirá explicar nada, ni llegar a comprender su lengua, ni tampoco la que hoy es la nuestra. Aun menos conocer que hay grabado en las monedas, que significado tuvieron sus ciudades, cual es la etimología de las nuestras y quienes fueron realmente los íberos y los celtíberos, algún día deberán afrontar ese reto y comprobarlo fehacientemente.

Verán, los celtíberos septentrionales hablaban la lengua proto-griega Frigia. En realidad, la lengua de los celtíberos y la frigia es la misma lengua, pero escrita de otro modo. Los celtíberos en ningún caso pudieron ser celtas porque no hablaban siquiera ese idioma. Fueron antiguos ελλαςhelenos”. Por supuesto sé que eran antiguos griegos: minoicos y micénicos y lo conozco no porque sea algo que lo presuponga sino porque ellos lo dejaron por escrito cristalinamente en sus láminas y estelas, y yo puedo leerlas. Incluso es más, nos dieron su procedencia concreta. Y la pregunta que me hago es ¿hasta cuando van a ignorarlo? Por favor, compruébenlo. Yo ya lo hice.

----

Les sugiero que estudien mi publicación en la cual doy debida cuenta de todo ello con detalle: Cabrejas Iñesta, Enrique (Gener 2013) KARUO - EL SECRETO ÍBERO - ISBN 978-84-9030-665-9. Editorial Círculo Rojo. Almeria. DEPÓSITO LEGAL: A 1185-2012.


No hay comentarios:

Publicar un comentario